Terminan organizando una orgía salvaje al ritmo de la música

Lo que debía ser una simple fiesta, con bailes y múltiples conversaciones entre amigos, se acabó convirtiendo en una orgía salvaje donde nadie se quedó sin probar su ración de sexo correspondiente. Todas las chicas buscaron un buen rabo y alguna que otra prefirió divertirse con una amiga, aunque el objetivo final estaba más que cumplido, donde no hubo nadie sin probar un buen polvete y olvidándose de ser observados por el resto de invitados.

438 Visitas