Sorprende a la negrita con el polvazo que le mete en el sofá

Esta negrita siempre pensó que los chicos blancos eran unos sosos a la hora del sexo, hasta que conoció a su último ligue. Tras ir a su casa, los dos acabaron en el sofá listos para el sexo y el chaval sorprendió a la mulata con las ganas que le puso al polvo. Probaron todo tipo de posturas y como vemos, la chavala disfrutó como nunca antes en su vida y su coño de ébano terminó mojadito gracias al semental con el que había quedado.

355 Visitas