Sirvienta mulata deja la limpieza y se folla a su jefe

Parece que los gustos que tiene el jefe de la sirvienta mulata son muy particulares y una tarde a solas, el tipo le pidió que limpiase desnuda a cambio de un pequeño extra en su sueldo. Ella aceptó y terminó en pelotas pasando el cepilla, pero al rato se dio cuenta del empalme que le había provocado. No se pudo resistir y al final, una cosa llevó a otra y los dos acabaron teniendo sexo interracial por todo el salón, tras un calentón brutal juntos.

194 Visitas