Sale de la piscina cachonda y acaba enculada sin piedad

Puede que Lola Fae no parezca gran cosa, pero a la hora de la verdad es una cachonda y de las grandes. De hecho mientras disfrutaba de un día de piscina, sintió un calentón repentino que ni una ducha fresca conseguía sofocar. Así que le pidió a su novio que le echase una mano y tras comerse su rabo al aire libre, le dejó darle por detrás sin miramientos. Pero como no quería que los vecinos les viesen, pasaron al salón y siguieron a lo suyo, en una tarde de sexo anal que acabó con su carita bañada en lefa.

104 Visitas