Negrita prueba un rabo bien gordo que la deja mojada

Cuando quedó con su nuevo ligue, la negrita no se esperaba que entre sus piernas tuviese semejante pollón. Al principio tuvo dudas, pero finalmente se atrevió a probarlo y disfrutó como nunca con el semental. Y es que su chochito terminó más que mojado con tanto orgasmo experimentado, al sentir hasta el fondo el enorme pollón del tipo, que no tuvo piedad de ella y que la penetró a conciencia en varias posturas sobre el sofá.

126 Visitas