Gordita infiel seduce a un amigo de su marido y prueba su pollón

Tras recibir a un amigo de su marido en casa, esta gordita infiel empezó a mostrarse más cariñosa de lo normal con el tipo, que solo tenía ojos para sus curvas y sus pechotes. La morena lo tenía claro y al final, acabó sin ropa y saboreando su rabo, hasta acabar a cuatro patas y probando su rabo. El tipo estaba muy dotado y disfrutó perforando el chochete de la obesa, que llevaba tiempo deseando recibir una follada como la que le dio en el salón de casa.

128 Visitas