Flaca rusa se hace con un consolador enorme que prueba en su coño

La última visita que hizo al sexshop de su barrio fue muy provechosa, ya que esta flaca rusa aprovechó para hacerse con un nuevo consolador para su coño. La morena pilló una polla de plástico enorme y no tardó en probarla antes de ducharse, masturbándose como nunca con semejante juguete. Era enorme pero su chochito aguantó mientras se lo metía hasta el fondo, dejando su coño mojado y deseando repetir pronto.

306 Visitas