Atan a su amigo y comparten su rabo en un trío casero

Tras invitar a uno de sus amigos a casa, estas dos chicas se marcaron con él un trío casero salvaje. Primero lo ataron a una silla, para echar mano de su rabo y sacarle brillo con ganas del modo más sensual posible. Luego le quitaron las cuerdas y se fueron a la cama, donde los tres pasaron un rato de sexo salvaje juntos, donde las chicas se fueron turnando para montar sobre el chaval, que se empleó a fondo para darles placer a ambas.

173 Visitas